La escalofriante historia de los Jolly Chill:

 

Estos monitos fueron inventados en 1950 por la compañía japonesa Daishin CK con el objetivo de entretener a los pequeños, pero en vez de eso, los niños tenían miedo y pesadillas. Al final acabaron convirtiéndose en un objeto de entretenimiento para niños con enfermedades terminales y para los que estaban en el manicomio.

 

Según cuenta la leyenda, ya son muchas las personas que han visto prenderse a estos monos solos mientras andan y tocan los platillos. Incluso dicen que a veces después de ocurrir esto, algún niño amanecía muerto.

 

Con el paso del tiempo la gente empezó a deshacerse de estos monos y hoy en día debido a su escasa existencia, podemos encontrar al mono Jolly Chill por un alto precio en el mercado, en torno a 20.000 dólares.

 

Además, este monito se ha vuelto todo un protagonista ya que muchos directores de cine han decidido incluirlo en sus películas.

Lo podemos ver en Toy Story:

 

 

Así como en la famosa película de terror: El fantasma de la Ópera:

 

O en: El regalo del diablo

 

 

 

Después de saber la historia oculta de este monito…. ¿Te atreverías a tener uno en casa?

¡Feliz Halloween Coworker!

1
Hola, estas en la Web de La Guarida Creativa:
¿En que podemos ayudarte?
Powered by