Historias reales de terror madrileño:

 

Joy Eslava:

 

La conocida discoteca Joy Eslava antes era un gran teatro donde muchos actores representaban importantes obras.

Como si se tratara de una obra de teatro, lo que ocurrió allí fue que dos directores intentaban destacar en el teatro con sus obras, pero uno de ellos fracasó así que una hermosa joven que siempre rondaba el teatro decidió dejar de coquetear con este director y empezar a conocer al nuevo cuya obra se iba a estrenar.

Toda esta historia desembocó en una tragedia movida por los celos ya que Olmet que era el director fracasado intentó asfixiar a Vidal, el nuevo amante, pero este fue más rápido y le disparó por lo que el director frustrado murió en los brazos de su amada..

Desde entonces cuentan que su alma no descansa, vaga por los pasillos del teatro y asiste a las representaciones de la Joy Eslava.

 

 

El decapitado de la Iglesia de San Ginés:

 

 

Dos ladrones entraron a robar en la Iglesia en 1953 y no se dieron cuenta de la presencia de un hombre rezando; para no ser descubiertos lo maltrataron y decapitaron. Desde entonces muchos afirman ver a un hombre por allí sin cabeza, incluso a día de hoy.

Los ladrones fueron capturados y condenados a muerte por el rey. Pero el alma del religioso sigue vagando por la Iglesia de San Ginés.

 

La Parada Tirso de Molina:

 

 

 

 

Quién iba a decir que esta conocida parada iba a ser un lugar lleno de misterio.

En el siglo XIX sobre la parada Tirso de molina estaba el convento de la Merced, al empezar la construcción de la parada los obreros encontraron en el suelo restos de antiguos monjes que allí estaban enterrados.

No sabían muy bien que hacer con ellos, así que decidieron dejarlos enterrados allí.

Desde entonces personal del metro asegura haber oído las voces de los monjes e incluso ver sombras cuyo aspecto recuerda al de un monje. Inluso una chica relató que volvía a su casa sobre las dos de la mañana y al subir al metro sólo había dos monjes de extraño aspectos acompañados de una mujer bastante extraña. En la siguiente parada subió al tren otra mujer que se sentó con ella y ambas extrañadas por la situación decidieron bajarse juntas en la siguiente estación.

 

 

Si te han gustado estas historias no te pierdas los tour de terror que hay que en Madrid y que puedes reservar en Fever.

¡Feliz Halloween!

 

 

 

 

 

1
Hola, estas en la Web de La Guarida Creativa:
¿En que podemos ayudarte?
Powered by